¿Cuáles son los saldos del caso Culiacán? ¿Qué se hace para reparar daños y que esto no se repita?

22 0


CIUDAD DE MÉXICO — A casi tres semanas del jueves negro ocurrido en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, la senadora por Sinaloa, Imelda Castro Castro, pidió al secretario de seguridad y protección ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, saber los saldos de ese episodio violento, además de clarificar qué se hace para reparar los daños y para que esto no se repita.
“Yo creo secretario, que es importante tener claros los saldos de esta situación que se dio en Culiacán, es decir, hablar de 13 personas fallecidas, un integrante de la Guardia Nacional y los demás civiles, dentro de ellos, creo tres fueron víctimas del fuego cruzado que no tenían nada que ver en los enfrentamientos, las 22 personas lesionadas, claro, todas fuera de peligro, las 54 denuncias por robo de vehículos en sólo 4 horas, las 15 denuncias por daños a vehículos y locales comerciales, la fuga de reos, del cual ya se han recapturado creo del 8% al 10%, las decenas de negocios afectados patrimonialmente, en fin, hay saldos que es importante para nosotros que somos senadores que representamos a Sinaloa en este pacto federal, pues sí nos interesa que pueda dedicarle en sus respuestas algo de tiempo”, subrayó la senadora de la República por Morena.
Otras preguntas concretas durante la comparecencia del funcionario federal ante comisiones del Senado, fueron saber qué se está haciendo para la no repetición de los hechos; qué se hace para la reparación del daño; cuál es la autoevaluación que se tiene y cuáles son las principales lecciones que deja el caso Culiacán.
En su introducción, Castro Castro recordó que los senadores aprobaron una agenda prioritaria del presidente de la República en materia de seguridad y protección ciudadana, para recuperar la paz y la tranquilidad de las familias mexicanas.
Dijo que más allá de exhibiciones de una parte de la oposición, le parece que sigue habiendo en la Cámara alta la voluntad de los grupos parlamentarios para contribuir al proceso de pacificación del país.
Recordó que en el 2018 los ciudadanos votaron abrumadoramente, no sólo en contra de la estrategia guerrera, corrupta y corruptora de gobiernos anteriores en materia de seguridad, sino por una nueva estrategia, por una alternativa eficaz para la pacificación del país, centrada en atender las causas estructurales que generan la violencia.
“Tenemos que reconocer que hay inercias muy fuertes y la principal inercia de todas estas muertes, de todos estos asesinatos, de los homicidios dolosos, tienen que ver con esa inercia de la guerra. No podemos dejar de reconocer, desde todas las partes, esa realidad, esa inercia de que ‘costará vidas humanas, pero es una lucha que vale la pena dar’, esa trágica frase que se convirtió en una política pública que hoy estamos recibiendo en esa inercia en el país”, expresó.
Pidió reconocer también que esas resistencias implican que hay muchos que insisten en la vieja estrategia de combate, particularmente al crimen organizado, porque “no quieren dejar de insistir pues seguramente hubo beneficios, hubo grandes negocios alrededor de ello”.
Pidió saber, con relación a la estrategia de seguridad, ¿qué está pasando?, ¿cuáles son los problemas que se están enfrentando en la implementación de esta nueva estrategia de seguridad? Y aunque dijo confiar en esa estrategia que el pueblo de México votó, también señaló que hay problemas en la implementación.

*Otras preguntas al secretario*
¿Cuáles serían las reformas legislativas pendientes y necesarias para consolidar esta nueva estrategia nacional de seguridad pública?
¿Cuál es el estado que guarda la instalación y operación de las 26 regiones que se propusieron para atacar el fenómeno delictivo?
¿Cómo se están llevando ahí a cabo la vinculación con la ciudadanía, con los sectores, social, académica y empresarial?

Noticias Relacionadas