MATRIMONIO IGUALITARIO EN SINALOA, SEGUNDO ROUND

783 0

Fue en el 2014 cuando entendí a profundidad sobre la lucha del matrimonio igualitario en Sinaloa.

Fui testigo en ese año de como se socializo una Iniciativa progresista que aspiraba a aprobarlo, de cómo se convocó a foros como los que ahora se siguen realizando, se invitó a pros y contras y pese a ello la Iniciativa se congeló en el proceso legislativo. Observé callado como personas bloquearon una y otra vez Ésta reforma a pesar de la insistente lucha de Sandra Lara, promotora de la Iniciativa y del Colectivo LGTB apenas conformándose en el Estado.

Entre intensos debates concluyó la 61 Legislatura y con ello para muchos, la ilusión de que este tema tan incluyente como el Matrimonio Igualitario fuera realidad.

Llegó un segundo episodio en la siguiente Legislatura número 62, ya en el 2016 Sandra Lara no era Diputada pero ratificó su Iniciativa y a la par, la primer Diputada de Morena en el Estado: Merary Villegas presentó otra en el mismo sentido. En ésta Legislatura tuve la oportunidad de ser asesor de la Comisión de Equidad, Género y Familia con la Diputada Fernanda Rivera y le entramos al estudio del tema, era una oportunidad más para hacer todo lo posible para cristalizar estas propuestas.

Sin embargo no fué hasta un año más tarde y contra todos los pronósticos posibles ya que en la Presidencia de la Comisión de Equidad se encontraba una Diputada del PAN, que éstas reformas llegaron lo más lejos en la historia, se aprobaron y se dictaminaron a favor solo a la espera del último paso, que éste Dictamen fuera turnado al pleno y pudiera votarse.

Como es de su conocimiento éste Dictamen nunca subió a pleno, concluyó la 62 Legislatura y con ello se desdibujó la ilusión de tener todos los derechos para todas las personas.

Llegó una tercera Legislatura, la actual. Y con ésta un nuevo hilo de esperanza. De nuevo la iniciativa de Sandra fue ratificada, también la de Merary y una más del grupo parlamentario de morena se sumó. Culiacán alerta sobre el tema, una Diputada oficialmente declarada LGTB, el colectivo consolidado con más líderes al mando, la marcha del orgullo más exitosa de la historia en la Capital, en fin, el marcador estaba del lado de la bandera de colores.

El proceso de las reformas tuvo su curso habitual, sin prisa y con calma se dictaminó, se agendó el día de la votación y vaya sorpresa la que Sinaloa se llevó.

Es claro que este resultado fue difícil asumirlo para quien públicamente ha manifestado su apoyo en marchas y redes sociales, para quien es abiertamente LGTB, pero también lo fue para muchos y muchas más que estuvieron detrás de un smartphone, detrás de un escritorio, detrás de paredes institucionales que por motivos que no tienen porque ser cuestionables esperaban otro resultado. Es decir, el resultado dolió más de lo que se pueda entender.

Personas que desde sus espacios apoyaron con su tiempo, con lo que pudieron, que arriesgaron tal vez su trabajo o su integridad por apoyar la causa y otros más que sintieron el trago amargo de la mea culpa.

Pero ante esta tempestad y pese al resultado final, Sinaloa ganó más de lo que perdió. Como nunca nuestra Estado hoy vive la diversidad, se visibilizó una justa causa que más pronto que tarde traerá todos una tierra más incluyente y que ya dio vista de ello.

El dia de ayer un grupo de ciudadanos presentó un paquete de 3 Iniciativas para que una vez más el Código Familiar de nuestro Estado sea modificado y que nuestro Congreso Legisle sobre el Matrimonio Igualitario, Tiago, Almendra, Guillermo y los activistas LGTBIIIQ una vez más llegan a tocar la puerta del Parlamento Sinaloense.

Hay que darle puntual cobertura, hacer lo posible pues un segundo round se asoma antes de finalizar este 2019. Las posturas personales de los ciudadanos siempre tendrán que ser respetadas pero ojo con quien ostenta un cargo público, pues ya existen las excusas, ya no es valido decir que es una decisión personal, pues en estos días lo personal ya es totalmente político.

Nos vemos en la próxima.

Twitter: @MiguelVicenteR