COEPRISS vigila cloración y calidad del agua en todo Sinaloa; en Ahome, se corrigió

561 0

En Coepriss es prioridad actuar con seriedad en un tema tan importante como es la salud de las personas. La aplicación de cloro al agua para consumo humano es una medida preventiva para evitar enfermedades en la población.

Los últimos análisis realizados en Ahome, muestran que la JAPAMA está corrigiendo en las comunidades y las colonias de la ciudad de Los Mochis la ausencia y deficiencias de cloro: actualmente el resultado revela que la concentración de cloro residual en la red municipal de agua potable está alcanzando los niveles que marca la norma.

Los Mochis, Ahome, Sinaloa.- La ausencia de cloro, detectado por COEPRISS, en algunas comunidades de Ahome fueron reconocidas y atribuidas por la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome (JAPAMA) a la descompostura del dosificador de cloro de la planta del Ejido Los Mochis mismo que ya fue reparado por el municipio.

En lo que se refiere a diversos muestreos realizados en algunas colonias de Los Mochis también se detectó que el agua no estaba clorada; sin embargo, los resultados de los estudios al cierre del mes de agosto muestran que el cloro residual ya está alcanzando los parámetros establecidos por la norma.

El titular de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Sinaloa, Jorge Alan Urbina Vidales, precisó que estas verificaciones se hacen bajo un estricto protocolo con pruebas rápidas y muestreos que son enviados para su análisis al Laboratorio Estatal de Salud Pública (LESP). “El verificador abre la llave, deja correr un poco el agua para tomar la muestra del líquido y se introduce el reactivo para una prueba rápida que nos permite observar los niveles de cloro o si el agua no está clorada”, explicó.

Explicó que cuando COEPRISS encuentra deficiencias en la cloración del agua u alguna otra situación que represente un riesgo sanitario para la población, se envían de inmediato las observaciones a la Junta Municipal correspondiente, independientemente de los reportes que semanalmente son emitidos. “Se realizan muestreos en las comunidades y en las colonias de las ciudades para analizar los niveles de cloración y vigilar que se encuentren dentro de los límites de concentración de cloro residual libre que marca la norma, cuando encontramos un problema, por cualquier situación que pudiera resultar extraordinaria, nos coordinamos con el municipio para que se resuelva inmediatamente y proteger la salud de la población”, sostuvo.

“La Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Sinaloa –COEPRISS- vigila la calidad bacteriológica del agua de uso y consumo humano a través de determinaciones del cloro residual libre mínimo por municipio, mismos que son los encargados de realizar la desinfección y distribución del agua que recibe la población”, puntualizó.

“COEPRISS –comentó- es un organismo normativo que vigila la aplicación de cloro en el agua como una medida preventiva para evitar enfermedades en la población, nos aseguramos que el agua llegue desinfectada a los hogares a través de la cloración y es la Junta la que debe realizar las acciones para que el agua sea clorada dentro de los niveles adecuados”.

Sostuvo que estas acciones tienen como propósito contribuir a la protección de la salud de la población contra riesgos de origen bacteriano en el agua para uso y consumo humano, mediante la vigilancia de la desinfección del agua a través de la cloración del líquido que se distribuye en los sistemas formales de abastecimiento.

Informó que ante los fenómenos meteorológicos que se han presentado y que en determinados casos pueden afectar la calidad del agua, la COEPRISS reforzó la verificación en diversos puntos para constatar que el agua potable que se consume en los municipios de Sinaloa, como en el caso de Ahome, se encuentren dentro de los parámetros, en cuanto a cloración y pureza, que marca la Norma Oficial Mexicana NOM-127-SSA1-1994, “Salud ambiental, agua para uso y consumo humano-límites permisibles de calidad y tratamientos a que debe someterse el agua para su potabilización”. “La norma establece que los límites de concentración de cloro residual libre debe ser de 0.2 a 1.50 partes por millón”, dijo.

“Existen muchas situaciones que comprometen la calidad del agua y esto hace que las Juntas Municipales tengan que realizar diversos mecanismos para garantizar que el vital líquido siga siendo potable”, dijo.

Jorge Alan Urbina Vidales destacó que la Secretaría de Salud a través de la COEPRISS lleva a cabo una vigilancia sanitaria permanente a los sistemas públicos de abastecimiento de agua en los 18 municipios para garantizar que se mantengan los estándares de calidad indispensables para que el agua sea apta para el consumo humano.

*MONITOREOS EN AHOME*

El monitoreo realizado por COEPRISS en diversas comunidades y colonias de Ahome, con registros entre el los días 5 y 29 de agosto, en diferentes horarios, muestran agua sin cloro en varios de los puntos verificados, sobre todo las lecturas del día 26 de agosto; sin embargo, en los días subsecuentes el problema se ha ido corrigiendo.

Por ejemplo, en los sectores del Fraccionamiento Colón, Cedros, Chamizal, Nuevo Horizonte, Ayuntamiento 72, Jardines del Country, San Francisco, Jaramillo, Infonavit Arboledas, Fraccionamiento Siglo XXI, Los Ángeles, Los Laureles, Las Cerezas y Ampliación Las Praderas se encontró agua sin cloro en el monitoreo del 24 de agosto. No obstante, posteriormente el agua alcanzó 1 ppm, dentro de la norma.

Lo mismo en el COBAES 2, Fraccionamiento Las Mañanitas, la Escuela Secundaria Técnica No. 9 y el Mercado Independencia. Lo mismo sucedió en el Poblado No. 5 Sindicatura Gustavo Díaz Ordaz.

Agua sin cloro arrojaron las revisiones del 26 y 27 de agosto al Ejido Gabriel Leyva Solano, Colonia Diana Laura Riojas, Sendero del Bosque No. 2131 Fracc. Jardines del Bosque, Suecia No. 1886 Fracc. Centro Plaza, Ejido Chihuahuita y Olas Altas.

En pruebas realizadas el 29 de agosto en Suecia No. 1886 Fraccionamiento Centro Plaza a las 9:00 am, Dren Juárez y Blvd. Poseidón Col. Tepeca a las 9:36 am y en Sendero Del Bosque No. 2131 del Fraccionamiento Jardines del Bosque a las 10:90 am, el resultado fue agua no clorada.

En algunos puntos del monitoreo, gracias a las observaciones realizadas y atendidas por la JAPAMA, se encontró que el cloro residual libre ha alcanzado niveles de 0.2, 0.5 y 1 ppm.